No. 3: Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de la ONU: ¿Qué es y cómo pueden los Equipos en el país participar en el proceso?

Artículo basado en los aportes de Elena Ippoliti y Erik Friberg, del Equipo del Examen Periódico Universal de la División de Investigación y del Derecho al Desarrollo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH), Zanofer Ismalebbe, UNDP Geneva y entrevistas con Guillermo Fernández Maldonado, Asesor de derechos humanos, OHRCR, Ecuador, y con Mohammed Al-Sharif, Representante Residente Auxiliar, PNUD – Bahréin.

Índice:

“El Examen Periódico Universal (UPR) permitirá que todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas sean examinados sobre la base de parámetros y estándares iguales y universales.”

—  Louise Arbour, ex Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

Antecedentes

La creación del Examen Periódico Universal (UPR por sus siglas en inglés) es una de las innovaciones más importantes del Consejo de Derechos Humanos (HRC). Fue creado por la Asamblea General por la resolución 60/251 del 15 de marzo de 2006 como parte de la Reforma de la ONU. Mediante este sistema y por primera vez, el cumplimiento por parte de cada Estado Miembro de la ONU de sus obligaciones y compromisos en materia de derechos humanos será examinado periódicamente a través de un mecanismo del HRC. Con el establecimiento del UPR, la Asamblea General reconoció que todos los Estados pueden mejorar la situación de los derechos humanos sobre el terreno

1- ¿Cuáles son los principales objetivos del UPR y cómo funciona?

El UPR es un mecanismo universal: todos los Estados Miembros de la ONU serán examinados sobre la situación de todos los derechos humanos en su país. Cada Estado pasará el examen cada cuatro años. Eso quiere decir que se examinará a 48 Estados por año, en tres sesiones de una duración de dos semanas cada una.

El principal objetivo del UPR es el de mejorar la situación de los derechos humanos en el ámbito de los países a través de:

• Una evaluación de los desarrollos logrados y de las dificultades a las que se enfrenta el Estado;
• Una mejora de la capacidad del Estado y de la asistencia técnica que se necesita, habiendo consultado al Estado y habiendo obtenido su consentimiento;
• Una comunicación de las mejores prácticas entre los Estados y otras partes involucradas;
• El apoyo a la cooperación entre los socios nacionales para promover y proteger los derechos humanos;
• El aliento a la cooperación con el HRC, con las entidades de derechos humanos (de tratados y de procedimientos especiales) y con la Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos (OACDH).

El examen se hará por medio de un diálogo interactivo entre el país que está siendo examinado y el Consejo, en un Grupo de trabajo compuesto por los 47 miembros del HRC y facilitado por tres de ellos en calidad de Relatores (llamados la “troika”). El Grupo de trabajo es un grupo intergubernamental a cuyas reuniones pueden asistir las entidades de la ONU y los diferentes actores (instituciones nacionales de derechos humanos, ONG, miembros de la sociedad civil, etc.) pero no pueden intervenir.

Después de la sesión del Grupo de trabajo, el HRC se reunirá en reunión plenaria para considerar y adoptar las medidas resultantes del UPR; se dedicará una reunión de una hora a cada Estado examinado (SuR, State under Review). En el plenario del HRC tendrán oportunidad de intervenir el Estado examinado, los Estados Miembros, los observadores incluyendo a las entidades de la ONU y otros actores incluyendo las instituciones nacionales de derechos humanos y las organizaciones no gubernamentales. El resultado del examen consistirá en un resumen de las reuniones o de las recomendaciones, y los aportes y compromisos voluntarios que haga el Estado examinado en cuestión.

2- ¿Sobre qué información estará basado el UPR?

El Consejo de Derechos Humanos decidió que cada examen de país estará basado en tres documentos: un informe preparado por el Estado respectivo y dos informes preparados por la OACDH, uno que reunirá la información de la ONU y el otro que contendrá los aportes de los involucrados.

• Informe del Estado
Este informe será hecho por el Estado respectivo, de forma oral o por escrito. Se insta a los Estados a preparar este informe mediante un proceso nacional amplio de consultas. El informe no tendrá más de 20 páginas.

• Compilación de la información de la ONU
Este informe será hecho por la OACDH recopilando información contenida en los informes de los tratados, procedimientos especiales y otros documentos oficiales de las Naciones Unidas que sean relevantes, incluyendo los publicados por todas las entidades de la ONU, como los informes nacionales de Desarrollo Humano, el informe ODM, los informes de las agencias, la CCA/UNDAF, etc. Este informe no tendrá más de 10 páginas.

• Resumen de la información aportada por los involucrados
Este informe será hecho por la OACDH y resumirá la información adicional, creíble y fiable dada al UPR por los principales involucrados incluyendo las organizaciones no gubernamentales, las instituciones nacionales de derechos humanos, los institutos académicos o de investigaciones, las organizaciones regionales, los defensores de los derechos humanos y los representantes de la sociedad civil. Este informe no tendrá más de 10 páginas.

3- ¿Cuál es la función de los organismos y de los Equipos en el país de la ONU en las diferentes etapas del proceso del UPR?

El mecanismo del UPR puede beneficiarse considerablemente con la participación activa de todo el sistema de la ONU, especialmente con la presencia de la ONU en el país. Los Coordinadores Residentes, el UNCT y otros organismos de la ONU tienen un papel importante para asegurar que los Estados tengan la información y la capacidad de hacer un informe concreto y representativo, que tenga una amplia autoría nacional y un compromiso con el proceso del UPR, y que el Estado siga sus recomendaciones. Hay quatro etapas en las que los organismos de la ONU y los UNCT pueden apoyar al proceso del UPR:

Etapa 1 – Difusión de la información sobre el proceso del UPR
Los Equipos en el país y los organismos de la ONU pueden apoyar al Estado, cuando éste lo solicite, a preparar un informe concreto y representativo, y a alentar una amplia participación en el proceso de información. De manera específica, pueden facilitar la comunicación de la información sobre el UPR y asesorar a los Estados en la preparación de informes estatales, incluyendo sensibilizar al Estado sobre la importancia de hacer estos informes a través de un proceso de consultas.

También pueden tener acceso a los actores nacionales (instituciones nacionales de derechos humanos, ONG y otros representantes de la sociedad civil) para explicar el mecanismo del UPR y la importancia de sus contribuciones a la preparación del informe del Estado, y al aporte de información adicional a la OACDH para el informe definido como “Resumen de la información aportada por los involucrados”.

Etapa 2 – Preparación del informe conteniendo la “Compilación de la información de la ONU”
Los UNCT y los organismos de la ONU pueden dar a la OACDH documentos públicos que contengan información relativa a los derechos humanos; estos documentos pueden ser integrados en la “Compilación de la información de la ONU”. Los UNCT pueden querer coordinar la presentación de esta información y presentarla a través de la Oficina del Coordinador Residente a la OACDH.

Los aportes a los informes de Complicación de la información de la ONU varían según los mandatos de las diferentes entidades de la ONU. Por ejemplo, la Oficina integrada de gestión de las Naciones Unidas en Burundi presentó un documento conjunto en el que participaron la BINUB, UNICEF, ACNUR, UNESCO y la OACDH. El PNUD decidió que haría aportes a ese informe con información pública del PNUD que fuese relevante (incluyendo los informes nacionales de desarrollo humano y de ODM, y otros documentos relevantes sobre los programas).

Etapa 3 – Proceso de examen
Los UNCT y los organismos de la ONU pueden compartir información con los involucrados respecto a las modalidades del examen, de modo que estén enterados y puedan participar en él.

También pueden facilitar la asistencia de todos los involucrados (Estados, instituciones nacionales de derechos humanos, ONG y otros, incluyendo a representantes del sistema de la ONU) a Ginebra para participar en las sesiones de examen. Esto se hará apoyando a los involucrados en la búsqueda de financiación por parte de donantes bilaterales y multilaterales y del Fondo Fiduciario Voluntario para el UPR (establecido por el HRC para facilitar la participación de los países en desarrollo) para asistir y para compartir información con las ONG y las NHRI sobre los procedimientos que tienen que seguir para poder asistir al UPR. Las entidades de la ONU también pueden intervenir en la sesión plenaria del HRC en la que se estudie y se adopte el resultado del UPR del Estado examinado.

En el ámbito del país, pueden facilitar el acceso local a las sesiones de examen, transmitidas por internet por el HRC de la ONU, haciendo una sesión pública especial para su retransmisión.

Etapa 4 – Seguimiento
Aunque el resultado del UPR tiene que ser implementado principalmente por los Estados correspondientes, los UNCT y los organismos de la ONU tienen un papel esencial en el seguimiento del proceso, tanto apoyando al Estado a que lo haga, como integrando las recomendaciones a su propio trabajo. Éstos pueden:

• Asegurar la traducción y una amplia difusión de las recomendaciones adoptadas por el Consejo de Derechos Humanos.
• Alentar al Estado a adoptar las recomendaciones, dando incluso asistencia en áreas específicas, como corresponda.
• Ayudar a los Estados a movilizar recursos para implementar las recomendaciones.
• Alentar o facilitar el uso de las recomendaciones por parte de todos los involucrados en el ámbito nacional.
Integrar las recomendaciones en los instrumentos de planificación y programación de la ONU, incluyendo las siguientes CCA/UNDAF.


La experiencia del Equipo de la ONU en Ecuador: apoyando al Estado a involucrarse en el Examen Periódico Universal (UPR) y en su seguimiento:
Entrevista con Guillermo Fernández Maldonado, Asesor de Derechos Humanos, OACDH, Ecuador.

1- Ecuador fue uno de los primeros países en pasar el UPR. ¿Cómo apoyó la ONU a Ecuador para prepararse para el UPR?

El Coordinador Residente de la ONU (RC) consideró el proceso del UPR estratégicamente, y mantuvo que la ONU tenía que apoyar a Ecuador para producir un informe estatal concreto y representativo que pudiera ofrecer una base firme donde el UNCT pueda apoyar su trabajo. El RC también comprendió la necesidad de que la autoría del informe estatal fuese marcadamente nacional.
Específicamente, la ONU apoyó el proceso de tres maneras:

INSPIRANDO Y PROMOVIENDO UNA PARTICIPACIÓN AMPLIA EN EL PROCESO

• CSO: La ONU explicó el proceso del UPR a las organizaciones de la sociedad civil, a las organizaciones de derechos humanos y a la Institución Nacional de Derechos Humanos, y les explicó cómo podían participar en el proceso. Como resultado, esas organizaciones presentaron varios documentos por escrito a Ginebra.

• Gobierno: La ONU mantuvo reuniones con el Ministerio de Asuntos Exteriores que es la entidad responsable de hacer el informe, para facilitarle información sobre el proceso del UPR. También promovió la participación de otras partes del Gobierno, explicando el proceso del UPR y su importancia a diversos ministerios, alentándolos a tomar parte en la redacción del informe. Como resultado, se envió una poderosa y representativa delegación estatal a Ginebra, que incluyó al Ministro de Justicia y a representantes de otros ministerios. El RC también estuvo presente.

APOYANDO LAS CONSULTAS NACIONALES PARA EL INFORME DEL ESTADO:

El PNUD y la OACDH financiaron a dos consultores para organizar el proceso nacional de consultas y ayudar a escribir el informe estatal. Dieron financiación también para organizar estas consultas nacionales en las tres ciudades más importantes de Ecuador: Quito, Cuenca y Guayaquil.

ENVIANDO INFORMACIÓN DE LA ONU A GINEBRA:
Los organismos de la ONU enviaron documentos oficiales y públicos, tales como informes de ODM y CCA/UNDAF para la OACDH con el fin de ayudar a redactar el informe “Compilación de la información de la ONU”.

2- ¿Cuáles fueron las principales dificultades para participar en el proceso del UPR?

NOVEDAD DEL PROCESO: Uno de los principales desafíos fue que Ecuador era tan sólo el segundo país que iba a ser examinado por el HRC. Aunque había directrices para preparar el informe estatal, seguían habiendo dudas sobre cómo emprender la tarea.
PLAZO: El plazo que se dio para preparar el informe fue muy corto, lo que hizo particularmente difícil lograr una participación plena de la sociedad civil en el proceso de información.

3- ¿Cuál fue el resultado de la presentación en Ginebra del Informe del Estado al Consejo de Derechos Humanos? ¿Ha habido algún seguimiento de las recomendaciones hechas por el Consejo?

El Estado volvió alentado por las reuniones y por el diálogo mantenido con el Consejo de Derechos Humanos y con el Grupo de trabajo del UPR. Le causó particular impresión el interés demostrado por los Estados Miembros. Volvió comprometido a hacer el seguimiento de las recomendaciones, hasta el punto que creó un documento detallando los “compromisos voluntarios” que asumiría Ecuador.

El RC fue instrumental asistiendo al gobierno en el seguimiento. Mientras estaba en Ginebra celebró varias reuniones con el PNUD y con personal de la OACDH sobre cómo optimizar el seguimiento y el apoyo al UPR. Como resultado, tanto la delegación del Ecuador como la OACDH apreciaron y confiaron en el apoyo y en el compromiso del PNUD/UNCT con el proceso del UPR.

Algunos de los mayores impactos del proceso del UPR relacionados con el trabajo de la ONU son:

HA AYUDADO A IDENTIFICAR LAS PRINCIPALES INQUIETUDES EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS EN ECUADOR Y HA CENTRADO LOS ESFUERZOS DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL EN APOYAR AL ESTADO EN ESTAS AREAS
La ONU tuvo una función importante de coordinación y fortalecimiento del apoyo de la comunidad internacional respecto a los temas prioritarios de derechos humanos detallados en el informe estatal. De regreso en Ecuador, la ONU, conjuntamente con el Ministerio de Justicia y de Derechos Humanos, organizó una presentación del informe estatal del UPR a la comunidad internacional, con el fin de dar cuentas de las prioridades y necesidades para ayudar al Estado, así como de las recomendaciones del HRC.

HA FORTALECIDO EL TRABAJO DE LA ONU EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS
La ONU ha iniciado una serie de proyectos nuevos de derechos humanos, cumpliendo con el requerimiento de ayuda por parte del Estado para cumplir con las recomendaciones del HRC. Por ejemplo, la ONU está trabajando actualmente para formar a la policía en materia de derechos humanos, y está apoyando al Estado en su trabajo para mejorar el sistema carcelario.
Además, el UNCT está desarrollando la nueva CCA/UNDAF, a la que está dando un enfoque basado en los derechos humanos. La información detallada del informe del Estado y las recomendaciones del HRC han sido una contribución valiosa a este proceso.
De manera general, el informe estatal ha sido extremadamente útil para dar legitimidad a la ONU en su trabajo sobre asuntos de derechos humanos.

4- ¿Hay lecciones que usted haya aprendido del proceso, que crea que serían útiles para otros organismos de la ONU cuyos países anfitriones estén por pasar por el mismo proceso?

En términos generales, Ecuador, al entrar en el proceso del UPR, se benefició ampliamente de un entorno de apoyo por parte de un Gobierno interesado y abierto a los derechos humanos, de un Coordinador Residente de la ONU convencido de la importancia de los derechos humanos en el trabajo de la ONU, y de un UNCT que ha aprendido a comprender y a trabajar con los derechos humanos como uno de los objetivos comunes esenciales sobre el que se puede trabajar “unidos en la acción”. Algunas de las lecciones que aprendimos son:

• La necesidad de ser claro sobre quién va a escribir el informe y quién dará las directrices precisas para la persona encargada de hacerlo.
• La necesidad de mantener a las CSO informadas del proceso, de modo que puedan hacer el seguimiento de las recomendaciones hechas por el HRC.
• Dar financiación para organizar la participación de la sociedad civil en el proceso.
• Mantener informados a los organismos de la ONU sobre el proceso y alentarlos constantemente para comunicar toda información pública que pueda ser útil.
• La importancia de que el RC de la ONU dé su apoyo al proceso.
• Seguir cuidadosamente las reglas de edición del informe estatal del UPR en cuanto al largo y a la traducción (dado que el informe del Estado de Ecuador tiene más de 20 páginas no ha sido traducido al inglés).


La experiencia del PNUD – Bahréin: del informe del Examen Periódico Universal (UPR) a un Plan Nacional de Acción sobre los derechos humanos:
Entrevista con Mohammed Al-Sharif, Representante Residente Auxiliar, PNUD – Bahréin

1- ¿Cómo apoyó el PNUD a Bahréin para prepararse para el UPR?

En diciembre de 2007, el Reino de Bahréin fue elegido por un sistema aleatorio para ser el primer país a ser examinado por el UPR. Bahréin aprovechó la oportunidad que le otorgó el UPR para comprometerse a mejorar la promoción, la protección y el cumplimiento de los derechos humanos en el país.
Desde el comienzo de su compromiso con el UPR, Bahréin reconoció que el UPR no es un evento aislado sino un proceso, que comprende varias actividades y eventos durante un período de cuatro años consecutivos.

El primer paso en este proceso fue preparar el informe estatal. En una carrera contra el tiempo, el Ministerio de Asuntos Exteriores, entidad responsable de preparar el informe, pidió apoyo al PNUD – Bahréin. El PNUD accedió a esta solicitud y apoyó al país en el proceso de establecer el informe UPR de tres maneras:

ASEGURANDO UN PROCESO TRANSPARENTE Y PARTICIPATIVO

El apoyo del PNUD se centró especialmente en ayudar al Gobierno a asegurar que el proceso del UPR fuese transparente y participativo, y por ende ayudó al Gobierno a:
• Hacer una consulta nacional de interesados para concientizarlos sobre el UPR y alentar una amplia participación en el proceso;
• Lanzar un plan de comunicaciones y de medios sobre el UPR;
• Colocar proyectos del informe en un sitio Web especial del UPR, administrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, y crear una línea telefónica directa para recibir retroalimentación; y
• Presentar el informe (en árabe y en inglés) a un público nacional antes de presentarlo en Ginebra.

BRINDANDO LA INFORMACIÓN DEL PNUD

El PNUD se aseguró de que toda la información pública relevante que tuviera sobre Bahréin (en especial los Informes de Desarrollo Humano) estuviera a disposición de la OACDH.

APOYANDO LA PARTICIPACIÓN DE LA SOCIEDAD CIVIL

El PNUD apoyó a la sociedad civil a participar en el proceso del UPR mediante una serie de actividades, incluyendo la financiación de las ONG para que participasen en las reuniones del UPR en Ginebra.

2- ¿Cuáles fueron las principales inquietudes en materia de derechos humanos en el informe del UPR de Bahréin?

Los informes del UPR tanto de las organizaciones no gubernamentales como del Reino de Bahréin identificaron la necesidad de proteger aún más los derechos humanos de ciertos grupos vulnerables, incluyendo los defensores de los derechos humanos, los niños, las mujeres y los trabajadores (tanto los trabajadores extranjeros como los nacionales). Los tres informes identificaron la necesidad de fortalecer a las mujeres, de luchar contra el tráfico de personas, el desempleo y la inflación, de respetar y proteger los derechos humanos en medidas y actividades contra el terrorismo, y de promover la tolerancia religiosa.

3- ¿Cuáles fueron las principales dificultades del proceso del UPR?

Las principales dificultades incluyeron:

• Cumplir con el plazo extremadamente corto que se dio para preparar el informe;

• La falta de experiencias previas y de buenas prácticas internacionales sobre las cuales basarse;

• La falta de conciencia nacional acerca del trabajo del HRC, del sistema del UPR y de cómo abocarse a él; y

• La falta de capacidad nacional para informar y comprometerse con el UPR.

4- ¿Ha habido un seguimiento de los resultados del UPR y de las recomendaciones hechas por el HRC a Bahréin?

El seguimiento de los resultados y de las recomendaciones del UPR se vio facilitado por una amplia autoría y conciencia nacionales de los resultados del UPR y de un firme compromiso del gobierno de hacer el seguimiento de esas recomendaciones.

Bahréin, con la asistencia del PNUD, alentó la autoría y conciencia nacional de los resultados del UPR y de las recomendaciones del HRC de varias maneras, a saber:

• Enviando una amplia delegación a Ginebra;
• Transmitiendo simultáneamente el diálogo interactivo en centros especiales en cada una de las cinco gobernaciones, dando la oportunidad a la gente de retroalimentar a la delegación;
• Publicando y presentando el Documento del HRC de los resultados del UPR al público a través de una consulta nacional; y
• Alentando una amplia cobertura en los medios de comunicación de las reuniones de Ginebra y publicando todos los documentos relativos a las diferentes etapas del UPR en el sitio Web del UPR de Bahréin.

Estos pasos han dado al público la oportunidad de apoyar y de monitorear al Estado en la implementación de las recomendaciones hechas por el HRC.

Además, para enfatizar la importancia que le dio el Reino de Bahréin al UPR, se hicieron una serie de Compromisos voluntarios en el informe estatal del UPR. Es de hacer notar que como consecuencia de los resultados y de las recomendaciones del HRC, se creó un Plan Nacional de Acción de derechos humanos para implementar los compromisos y las recomendaciones de Bahréin. Una parte considerable del Plan Nacional de Acción trata del “fortalecimiento de los sistemas de información y de la base de datos de los derechos humanos de Bahréin”, creando un “Instituto nacional de derechos humanos en conformidad con los Principios de París”, y “desarrollando las capacidades tanto de las ONG como de las organizaciones gubernamentales para monitorear y evaluar el estado de los derechos humanos.

En Bahréin, la asistencia del PNUD al proceso del UPR ha sido el primer paso de un largo viaje para apoyar al gobierno a desarrollar e implementar el Plan Nacional de Acción de derechos humanos, que ofrece las bases para adoptar un enfoque del desarrollo basado en los derechos humanos con el fin de profundizar el respeto de los derechos humanos de todos en el país.